jueves, 5 de febrero de 2009

Me pongo vaqueros, como hamburguesas y veo la CNN...

Y es que soy occidental, si, vivo en democracia y en un mundo libre...¿seguro? Depende de lo que entendamos por libertad, pues igual no, quizás desde que nací me convirtieron en un producto idóneo para esta sociedad. Desde pequeños nos enseñan que tenemos que ser mejores, cueste lo que cueste, mejores que los demás, hay que ser competitivos, hay que estudiar para de mayor tener un buen trabajo, necesitamos serlo para convertirnos en seres útiles para la sociedad. , pero... ¿y el mundo? ¿Qué hay más allá de este sistema "democrático"? Todo el mundo lo sabemos...ya nos lo dice la televisión y las películas de Hollywood, fuera de aquí, están los malos, terroristas, ignorantes, gente sin democracia como la nuestra, sin artefactos que los llenen de felicidad. Menos mal que existe USA, y la ONU que se encarga de llevar nuestro sistema democrático al resto del mundo.

Porque esta claro que ellos nunca miran hacia otro lado cuando algún país aliado masacra gente inocente, ah, no perdón es verdad que todos esos niños palestinos son terroristas islámicos, ya se les ve en los ojos...aunque puede que ahora, en un futuro, si que lo sean. Que todo lo que les estén haciendo padecer se enquiste dentro de ellos, que germine un odio profundo y en un futuro solo piensen en vengarse, entrar en un restaurante de Telaviv e inmolarse, total ¿que tienen? solo les queda reunirse con su familia que hace años un gobierno sionista decidió quitarles por ¿integristas?

Y es que la realidad, la verdad universal, quizás no sea de nuestra propiedad, puede que todo eso que el engranaje occidental nos inculca, no sea mas que un modo de ser un borrego mas, que compre el último móvil, un coche bonito, una buena casa, y poder disfrutar de quince días al año en el caribe, que es un sitio paradisiaco y lleno de abundancia, al menos dentro del hotel de lujo que una multinacional puso allí...

Quizás antes de calificar una cultura deberíamos conocerla, a lo mejor lo que nuestras mentes occidentales democráticas ven como natural y correcto, no sea una verdad universal. Lo que en una sociedad no está bien visto puede que en otra sí, no quiere decir ni mejor ni peor, solo diferente. No conocemos la historia de esa sociedad, lo que les ha condicionado hacia ese modo de vida...aunque muchas veces creamos conocerla.
Antes y durante la segunda guerra mundial, el partido socialdemocrata alemán difundió tantas noticias e historias sobre los judíos que muchos alemanes, no tenían ninguna duda, los judíos eran culpables, terroristas...no podía ser de otro modo, lo decían en la radio, en los periódicos, su estilo de vida era ofensivo para su sociedad. Pero ¿realmente conocían su estilo de vida? No hacia falta, ya habían pensado por ellos. Ahora desde la distancia que da el tiempo las cosas no están tan claras ¿no?
Conoce, aprende, vive y después, opina, que no lo hagan por ti. Pero está claro , esta ,es solo mi opinión.

3 comentarios:

Adolfo Martínez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adolfo Martínez dijo...

Pues como tú mismo avisas en tu entrada de este blog "cambiando de tema..." sí es cierto que parece que estés pasando por una etapa un tanto "metafísica" (utilizando tus expersiones), pero qué duda cabe de que tienes razón en lo que aquí dices, y creo que todos somos un poco culpables de esto, de darlo todo por hecho y pensar que no vale la pena esforzarse por conocer toda la realidad que esté a nuestro alcance porque... ¿para qué?, si ya la tenemos en la tele y todo lo que dicen "vale".
"Quien no a salido de su país nunca está lleno de prejuicios" (Carlo Goldoni. Buen artículo. Felicidades.

5 de marzo de

davidelnomo dijo...

me quedo con una frase genial:
-desde que nací me convirtieron en un producto idóneo para esta sociedad.

ni más ni menos.
y pobre de ti que no quieras serlo.